web 2.0

30 de octubre de 2007

Una de aclaraciones



Aún a sabiendas que en este mensaje puedo caer en repetir cosas ya dichas, prefiero pecar por exceso que por defecto, sobre todo porque me da la sensación de que algunos no han debido leer o entender lo ya dicho y aclarado en otros mensajes.

Mi mensaje sobre los cien días de Gobierno recoge mis impresiones sobre lo que he observado acerca de ese periodo. Se podrá o no estar de acuerdo con ellas, pero para rebatirlas lo válido en democracia es opinar con argumentos y no con chismes o mensajes que te dicen que llueve cuando has preguntado la hora.

Ese mensaje ha sido discutido por algunos participantes del blog y de esos comentarios y aquellos que se decidan incorporar, cada cual puede extraer lo que considere oportuno para formarse una idea al respecto.

Os puedo asegurar que he hecho un generoso y prudente esfuerzo, para no incluir en ese escrito otros asuntos que podrían ser también de interés y he decidido preservar en el cajón de borradores para no generar tensiones innecesarias.

En cuanto a los protagonistas a los que dirijo el mensaje, ya he dicho por activa y por pasiva, que en el plano personal no tengo nada en contra de ninguno (al contrario). Mis opiniones están dirigidas a los cargos políticos que ocupan y a su labor como gobernantes electos. Doy por hecho que aquel que se presenta en una lista electoral debe estar abierto a críticas y comentarios y si lo estima oportuno, responderlos defendiendo sus razones. Eso es lo natural en una sociedad civilizada.

Lo que ya no es tan natural es que un simple blog personal genere tanto desasosiego, tanta carrera de va y viene, tanta investigación sobre la identidad de una persona que está en todo su derecho a escribir opiniones preservando esa identidad en el mundo de internet. Una identidad que yo comparto con mis amigos y con quién me apetece, sin que nadie pueda venir a exigirme nada al respecto.

Hay cientos, miles de foros y en todos ellos la norma común es que cada participante use un Nick para participar. ¿Dónde está escrito que alguien esté obligado a dar su nombre y apellidos para escribir en internet?

Me parece recordar que junto al slogan “Tu independencia decide” los representantes del IPEX repetían una y otra vez en sus escritos la palabra LIBERTAD. ¿Cómo hay que entender esa libertad? ¿Permaneciendo calladitos para no molestar? ¿O expresando lo que cada uno pensemos sobre la gestión de nuestros políticos?.

Esto último es lo que estoy haciendo y al parecer no gusta, y en lugar de salir al paso de mis comentarios con razones y argumentos se fomenta el chisme y las respuestas subterráneas con argumentos como; quien siembra vientos recoge…...

¿Dónde están los vientos y las tempestades? ¿No será que aún se sigue con la foto fija de criticarlo todo y no se está preparado para asumir la crítica cuando se gobierna?. Aclaro que me dirijo al que ha escrito ese tipo de cosas que en ningún caso tiene porqué ser alguien de la actual Corporación. Prefiero pensar eso.

Aquí dejaré un paréntesis con puntos suspensivos (…) en su interior deberían ir letras que explicarían las idas y venidas de algunos, pero prefiero de momento dejarlo aquí, con una sola observación para terminar.

Voy a seguir escribiendo lo que me plazca desde mi libertad individual sin implicar a nada ni a nadie. Mis letras son mías en exclusiva y a nadie le exijo que las comparta, faltaría más.

No caeré como otros en descalificaciones fáciles. Por cierto, aclaro que en POLÍTICA “estar con el culo a las goteras” es un dicho que forma parte de nuestro refranero popular. Pensar y escribir (lo he leído por ahí) que este es el gran agravio que he hecho al nuevo alcalde, es demostrar que se carece de otras razones para poder desmentir lo que expreso en mi mensaje sobre la gestión de un Gobierno.

He leído también que en mi mensaje me he pasado unos cuantos pueblos. El que eso ha escrito debería aclarar en qué parte de el me paso tantos municipios. Fíjate, yo en cambio pienso que el que ha pasado unos cuantos pueblos al PP ha sido el IPEX, pero eso sigue siendo mi opinión, tan válida como cualquier otra.

Vamos a llevarnos bien en lo personal. En lo político, que a cada cual dios se la dé y san pedro se la bendiga.

Joer¡¡¡ ahora no se si el joio refrán es así o no.

Lacimurga

29 de octubre de 2007

Dulce Chacón



Nada sonaba tan dulce como tu voz, nada más amigo y más entrañable que tu mirada.

Tu voz fue denuncia, fue poema, fue sueño y compromiso, fue tierra con aromas de libertad.

La fuerza de tu palabra hizo remover conciencias guerreras y tus manos tocaron la tierra devastada de Irak, mientras las “bombas inteligentes” asesinaban vidas inocentes.

Solías decir; “las heridas cubiertas no se curan jamás” “no se puede olvidar cuando te obligan”.

Fuiste tamiz para suavizar la historia porque "la ficción no soporta tanto horror",

Tu voz de extremeña se apagó en una amarga noche de luna gris, fue tu última batalla que duró poco más de un mes.

Dulce Chacón, te fuiste pero nos dejaste para siempre tu Voz dormida

Lacimurga

26 de octubre de 2007

Gobierno del "CAMBIO"

La Democracia, dicen que es el menos malo de los sistemas. Tiene sus virtudes y sus defectos. Una de sus virtudes fundamentales es el derecho a opinar libremente sobre todas aquellas cuestiones que un Gobierno ponga en práctica. Nadie puede rasgarse las vestiduras cuando la oposición, o cualquier ciudadano a título individual, formule críticas a la gestión de un Gobierno elegido por los vecinos, pues eso es la esencia de la DEMOCRACIA. Que le pregunten al PP en qué consiste eso de la oposición a un Gobierno.

Los que ahora forman Gobierno, antes fueron oposición y ejerciendo su función y su derecho, salían a la calle con sus pasquines y sus palabras, hablaban en la radio, en internet, en los plenos, en los bares y en las plazas. Todos los lugares son válidos para ejercer el sano derecho de oponerse a medidas que no te gustan o aportar otras ideas para poderlas contrastar.

Ya he tenido ocasión de conocer las opiniones de los cabezas de lista que representan al Gobierno de coalición de Orellana y como ciudadano extremeño creo que estoy en todo mi derecho a opinar sobre ellas. Eso es lo que voy a hacer en este escrito, aún a sabiendas que mis opiniones no puedan gustar a los que defienden, creo que equivocadamente, que hay que callarse y dejar hacer. Estoy de acuerdo que hay que dejar hacer, pero cuando lo que se hace no es recomendable se dice, y ahí queda para el que lo quiera leer o escuchar.

Estimado Pedro Sanz, antes de entrar en harina he de decirte que este BLOG es un lugar donde se expresan opiniones, tan válido como lo pueda ser una conversación política realizada al calor de una partida de cuatrola en el Bahia, o una octavilla nacida en una impresora en la que se expresen opiniones. Todas las palabras son válidas siempre que se usen con el sello del respeto. Creo que en ninguno de mis mensajes he faltado a nadie, al contrario, cada vez que me he dirigido a ti lo he hecho de forma educada, exquisita y amable. En realidad eres una persona que me cae bien, pero que en cuestiones políticas andas con el culo a las goteras, dando palos de ciego que en mi opinión en nada benefician a Orellana.

Voy a darte el pequeño privilegio de que sepas a nivel particular quién soy para que en la radio no hables de escudarse en trajes de anónimo. Antes he de decirte como ya he dicho otras veces, que los que no somos personajes públicos nos asiste el derecho a no revelar nuestra identidad en el mundo de internet, pues nunca sabes el uso que puede hacerse de ella,(espero que sepas respetar ese derecho). También sabes sobradamente que quién esto escribe te ha hablado cara a cara exponiéndote mi desacuerdo con tus decisiones. Nunca me gusto ver pasar por delante lo incoherente sin dejar mi impresión de contrariedad.

A lo que iba..... Recordarás perfectamente una conversación que tuve contigo poco antes de las elecciones. En ella te pregunté sobre vuestras pretensiones políticas, no solo en Orellana sino en Extremadura. Me respondiste que IPEX es una opción independiente alejada de los partidos clásicos que persigue formar una corriente diferente más cercana a los ciudadanos. Incluso me hablaste de que había en marcha una federación de partidos independientes a nivel de toda España para intentar poner fin al bipartidismo y que los ciudadanos tengan otra opción diferente a la de los grandes partidos. ¿Sabes ya quien soy? Pues eso, que soy anónimo pero no tanto.

Hasta ahí tu comentario de presentación y de buenas intenciones color verde turquesa, pero una vez que os ponéis a contar votos surge el primer problema. Los vecinos de Orellana os dicen que sois muy majos, que sabéis hacer oposición poniendo en cuestión cualquier iniciativa del anterior Gobierno, pero consideran que os debéis quedar con cuatro concejales. Algo parecido ocurre con el PP. Isidro, dicen que es una gran persona y muy trabajadora, jamás se me ocurrirá ponerlo en duda, pero los vecinos consideraron oportuno que su partido tuviera dos concejales. Por cierto uno de ellos ISIDRO, ocupa alguna concejalía más pero eso será materia de otro comentario.

Que hacer entonces, te preguntabas Pedro, después de comprobar que tus convecinos no te habían dado confianza suficiente. Muy sencillo, corriste a casa, guardaste en el baúl las promesas de color verde independiente y progresista y te subiste al tren del oportunismo. No te podías permitir una vez más no ser alcalde de tu querido pueblo, era necesario pactar con quién fuera para que el PSOE no revalidara un nuevo mandato con una lista integrada por gente nueva en su mayoría, desde la que se te ofreció la posibilidad de gobernar juntos por el bien de Orellana.

Tu gesto, me consta que ha sido aplaudido por los que dirigen los destinos de tu nueva formación. En Extremadura y en algunos de sus pueblos, como ya se ha dicho, el PP y el IPEX caminan de la mano y se vanaglorian de haber dejado en la oposición a las listas del PSOE más votadas por los vecinos. De hecho ya he oído y leído en este mundillo que es la Internet un slogan que dice; IPEX Y PP LA MISMA COSA ES. Y es que la gente es la leche¡¡¡ enseguida sacan titulo a todo.

¿En qué quedamos entonces? En que sois una alternativa progresista a los grandes partidos y contraria al bipartidismo, o en que uno de esos grandes partidos, el de la DERECHA, el PP, os ha utilizado como vehículo para desgastar al otro gran partido el de la IZQUIERDA el de toda la vida, el PSOE. Me gustaría que usando el medio que quieras me respondas a esto, aunque ya sé que la respuesta no resulta fácil sin perder por el camino algo de coherencia.

GOBIERNO DEL "CAMBIO"

Ahora quiero referirme a vuestros ciento y pico días de gobierno municipal, trataré de hacerlo sin demasiada acideZ, pero usando palabras sin la marca del engaño.

Ya sé que el Gobierno por el Cambio fue un proyecto abanderado en su día por Felipe GonzaleZ representando al "PZOE", pero me vas a permitir después de conocer vuestros proyectos, que también te adjudique ese Slogan. SI, pienso que IPEX y PP que la misma cosa es, han formado juntos el Gobierno del CAMBIO, ya lo auguraba en su día FLORIANO, líder del PP extremeño, en el generoso y exclusivo espacio que le ofrecisteis en la revista de FERIAS titulando su escrito con algo así como "CUANTO HEMOS CAMBIADO.

Sois el Gobierno del Cambio pues casi todas las medidas que os he escuchado y habéis aplicado suponen cambio. Habéis cambiado el mercadillo de lugar. Ya sé que este puede realizarse en cualquier zona del pueblo, pero con su cambio habéis provocado división entre vecinos sin necesidad. Habéis cambiado de manos las instalaciones del SILO con una privatización en toda regla, pero sin reglas que lo amparen o avalen legalmente. Pretendéis cambiar el recinto ferial, supongo que con un coste económico innecesario, pues el pueblo goza de un buen recinto que ha marcado tradición. De hecho una de las señas de identidad de ORELLANA, por la que muchos de fuera la conocen en toda España y una buena parte del mundo, es su zona del embalse, su playa, sus chiringuitos, su hospedería y su camping. También las tradiciones que en ese entorno se producen. La Romería del Carmen, Futurvisión y Ferias de Agosto, Open del LUCIO, regatas. Ese lugar es uno de los mejores referentes del pueblo, un espacio de encuentros y para la promoción turística tan necesaria, que trae recursos económicos y de prestigio a una población que sin todo ello quedaría Bastante desvestida en el mapa de España y hasta en la guía Michelín.

Todos los pueblos tienen algo de qué enorgullecerse y venderlo como atractivo para darlo a conocer, pero resulta que también pretendéis aplicar CAMBIO. Cambio mar de agua dulce por era de secano parece decir la carpeta del informe que guardas en el cajón de tu escritorio. Un nuevo recinto de estepa, en un terreno desolado que baja los ánimos a cualquiera que pretenda en agosto a eso del medio día, hacerse unos morunos con pitarra bajo un tórrido sol, o intentar imaginar como juegan la luna y el embalse desde las tapias del campo de fútbol a la hora de los cohetes y la música.

Puedes decirme Pedro, querido alcalde, a que viene ese cambio, simplemente por demostrar que eres el que manda y hacerlo diferente a los anteriores, o es que hay alguna razón oculta que yo no alcanzo a comprender, para obligar al pueblo a hacer un viaje en agosto a las tierras del Frente Polisario, para que nos hagamos una idea de las penurias que esta gente pasa en medio de las arenas del Sahara.

No sería mejor, y esto es otra propuesta que te hago, dedicar esos recursos a otros menesteres. Por ejemplo eliminar la basura de las orillas del embalse, o regalar cursos de informática a los chavales del pueblo, O añadirlos a los recursos CEDER para crear una buena guardería. O pintar muchas fachadas que siguen con aspecto de obra durante años, o hacer un monumento en memoria de todos los muertos en la Guerra Civil sin distinciones ni símbolos de nadie. Total no hay cosas que poder hacer sin necesidad de repetir las ya hechas.

Otra de las medidas que me ha parecido escuchar es que el Ayuntamiento regala tierras para que alguien haga un hotel. Supongo que los que van a hacer la urbanización cerca del embalse o las constructoras que han comprado terrenos para edificar, se tendrán que preguntar porqué pagar mientras a otros puede salirles gratis el terreno.

A vueltas con el CAMBIO, para cuando la web de la emisora dejará de ser un proyecto para pasar a ser algo definitivo donde funcionen todos los botones. ¡¡¡ Joder que parece la obra El Escorial!!!

Por cierto hablando de la emisora, haced el favor de ponerse de acuerdo pues a mi me ha parecido escuchar en las ondas que el señor Isidro se liberaría en el Ayuntamiento con un salario de 1.500 euros más dietas. Si ahora habéis cambiado de opinión y el que se libera, como debe ser es el Alcalde, no está mal que informéis claramente para que la gente se entere de lo que habéis decidido al respecto, en lugar de acusar de lanzar bulos por internet. Yo no tengo nada en contra de que un Alcalde cobre. De hecho lo creo hasta necesario para que pueda dedicarse en cuerpo y alma a gestionar el municipio, que es en suma para lo que ha sido elegido.

Para cerrar este mensaje solo quiero recordar que quién Gobierna es Gobierno y no oposición. Dejad vuestra vieja querencia de oposición y mirad "palante".

Saludos sinceros y cordiales dentro de las diferencias.

Lacimurga

25 de octubre de 2007

Mi biblioteca



Hoy estoy ausente...... Ando leyendo una memoria sobre cien días de Gobierno

24 de octubre de 2007

Nuevo foro, enlace

He recibido una solicitud de un visitante del blog de nick Hawk Dark que me pide publicite un foro sobre Orellana que ha creado reciéntemente.

Haciendo click en el título de este mensaje podéis acceder al nuevo foro.

Política eres TÚ



Cuando resta sólo un día para que finalice el plazo de la encuesta del blog sobre si interesan los asuntos municipales, han respondido 43 personas. De ellas, 37 han votado en sentido afirmativo y 6 han votado no estar interesados.

Es una pequeña muestra, pero si la unimos a la alta participación que hubo en las pasadas elecciones municipales en el pueblo, podemos concluir que a los vecinos de Orellana si le interesan estos temas. Si además consideramos los asuntos municipales como Política Municipal, queda también claro que los orellanenses tienen un alto nivel de aceptación de la política, independientemente de la ideología o planteamiento que cada uno en el plano individual o personal pueda mantener o defender.

Esto choca con la teoría que algunos sostienen que los temas políticos no interesan a nadie y en base a ello hay que vetarlos o excluirlos de los debates en el foro o en la calle. Nada más lejos de la realidad, entre otras cosas porque la política, en toda la extensión de la palabra, afecta a una parte importante de nuestras vidas. De ella depende nuestro bienestar social, y de cómo y quién la haga, depende hasta nuestra felicidad o nuestro desencanto y frustración.

Desde la cesta de la compra a la educación de nuestros hijos, la atención sanitaria, la cultura, la vivienda, la protección de nuestro medio ambiente y el cambio climático, el empleo y el paro, la atención a los mayores y a los disminuidos, las pensiones, los salarios, las inversiones en infraestructuras, el desarrollo rural y la agricultura, las libertades públicas, la cooperación con los países empobrecidos por los expolios de los acaparadores, la igualdad entre hombre y mujer, el trato a la inmigración y sus formas de integración, la justicia social y la justicia de toga y bonete, la política autonómica, la violencia de género, etc. etc. Todo esto se atiende desde la habitación de la política, pensar que no interesa o gritar eslóganes como “más cultura y menos política” es pretender ocultar y negar lo cotidiano.

La cultura y la política han caminado y evolucionado juntas en el tiempo. De hecho hoy, no hay cultura sin una buena política, como no habrá nunca una buena política sin cultura.

Hay gente empeñada, siempre fue así, en que el pueblo trate de ignorar esto. A mayor ignorancia de muchos, más poder de manipulación de unos pocos.

Con este mensaje no pretendo que hagamos política o hablemos de ella en cualquier circunstancia. Cuando se hace el amor se disfruta. Ni se te ocurra en ese momento pensar en Aznar que la cagas¡¡¡ Tampoco hables de política en la ducha, en ese instante lo que prima es relajarse con el agua calentita y a los sumo cantar algo del Carreras o de Amaral, te lo dejo a tu elección. Lo mismo que si esa ducha es en buena compañía.

Ni se te ocurra hablar de política cuando te pierdas por el campo a sentir sensaciones entre la naturaleza, o cuando estés viendo una buena película o un partido de futbol. Cada cosa a su tiempo. A mí por ejemplo me encanta el cine y suelo disfrutar y relajarme con una buena cinta de ciencia ficción o un buen documental sobre naturaleza. Percibir sentimientos mezclados de pena y alegría cuando veo aunque sea por enésima vez la película “los Santos Inocentes”.

Sentimientos de pena por lo que sufrieron aquellos hombres, mujeres y niños de la extremadura profunda subyugados por los caciques que les anulaban como personas condenándoles a la más oscura de las ignorancias y olvidos. De alegría, al terminar la peli y ver que a mi alrededor crece una nueva Extremadura de ciudadanos libres que avanza sin frenos ni lastres del pasado, hacia convertirse para siempre en una región fructífera donde poder convivir sin sobresaltos ni penurias. Una Extremadura en la que queda mucho por hacer y de ello tendrán que encargarse sus ciudadanos sin dar cheques en blanco a ningún gestor.

¡¡OJO con poner zorros a cuidar gallinas!!. Muchos ya sabéis a que me refiero.

Hago aquí un paréntesis para dirigirme a uno de los participantes del foro de Orellana, lugar del que he decidido tomarme unas vacaciones. Uno de los motivos, no el único, es que resulta casi imposible añadir mensajes que sean algo extensos. Sé que este participante lee este blog porque todo lo relacionado con Orellana le interesa.

Estimado Castúo, con este mensaje también he querido responder a tú pensamiento único particular -que en nada tiene que ver con el libro “El Capital”-, de expresar una y otra vez de forma machacona lo de “más cultura y menos política”. Insisto, las dos se complementan, las dos son necesarias.

He decidido no entrar en algunas otras consideraciones que has expresado en algunos de tus escritos, ni traer al presente algún mensaje del foro en el que te defines como justiciero del lugar, pues creo que ese tipo de asuntos dividen más que unen.

Me ha llamado la atención que hayas corrido un tupido velo sobre tu llamamiento a localizar un “lumbreras” que de forma altruista creara una página para los orellanenses. Esa página como habrás leído sobradamente en el subforo de la iglesia se creó y se os ofreció hace ya unas cuantas lunas (casi un mes) y ni tú, ni ninguno de los que habitan este foro ha tenido en cuenta ese ofrecimiento sincero y generoso. ¿La razón? nunca la entenderé.

Yo voy a correr otro velo sobre el mensaje que en ese mismo subforo he insertado tendiendo manos. También lo has ignorado, como lo ha ignorado la otra persona a la que me dirijo en ese mensaje.

Sobre la metáfora del Salmón y la contracorriente, te diré que siempre me tocó nadar contra corrientes poderosas que no lograron agotar mi empeño en sortear obstáculos.

Siempre me gustó más la entrega generosa del salmón que la de la carpa que se aletarga en invierno en el fango. Sin duda son dos especies dignas de admirar pero también en eso como en la política tengo mis preferencias.

Coincido contigo cuando respondes a esa participante que imagina peleas reales entre nosotros. Nada más lejos. Las palabras nunca producen hematomas.

Por cierto un poco en broma, que será de ti sin la presencia de Lacimurga en el foro. Tus mejores escritos –no es falsa modestia- han surgido en nuestro intercambio de letras y pareceres. Espero y confío que ahora en mi ausencia llenes de CULTURA el lugar.

Saludos cordiales y hasta otra
Lacimurga

22 de octubre de 2007

El Mercadillo



Un sábado de esos que te asomas a la calle cuando las farolas aún no se han apagado. A esas horas en que las primeras luces del día juegan a pintar las calles de colores tímidos y fríos y las sombras se desvanecen como fantasmas.

La churrería se convierte en un lugar de encuentro variopinto, donde se dan cita desde el que no ha pegao ojo y lleva una resaca de estopa de la despedida de soltero de la noche de viernes, a cazadores enfundados en trajes de marine que vigilan desde la ventana a los perros que han dejado en los remolques. O esa viejecita que llega de la panadería con un buen candeal en la bolsa y entra a tomarse un chocolate calentito. Tractoristas, vendedores de telas o alpargatas, gente con pinta de lodem y gente con trazas de agricultor a los que el calor del los churros recién sacados del aceite no les hace ni mella en las manos curtidas por la tierra.

Una niña de ojos de almendra, con cara de sueño y muchos sueños, hace garabatos en el vaho de los cristales mientras su madre la prepara un colacao....
--¡¡¡Candela deja de mirar las musarañas que está a punto de llegar el autobús!!!--.

--Que sean seis churros pa llevar y otros dos con un cafelito pa tomar en la barra---

¡¡¡ Marchaaaando!!!!

Hoy he tenido suerte.... el de ¡¡¡ Marchaaaando!!!! es Benito el churrero, forofo del Madrid donde los haya. Parece que me está esperando para soltarme lo del Barça en Villareal, pero esta vez le he sorprendido adelantándome con la operación Montjuic donde el Madrid se quedó casi el carnet, y un tal Tamudo de nombre Raúl, eclipsó al otro Raúl, al que muchos quieren hacer un homenaje sin haberse retirado.

¡¡¡Tengamos la fiesta en paz!!! me grita Benito mientras se apresta hacer la rosca de buñuelos manejando con destreza la masa que se retuerce en el aceite humeante, seguramente pensando y relatando por dentro, que no le gusta como caza la perrina del Bernabeu.

Mientras me preparan el pedido de buñuelos disfruto del café y echo un rápido vistazo al HOY para ponerme al día de lo que se cuece por la Tierra.

Al salir de la factoría churrera ya ha amanecido, se nota el trasiego de vendedores y furgonetas que compiten en bricolaje para ver quién monta primero el tenderete. Es la hora justa de dar un paseo y hacer tiempo hasta que el mercadillo se anime.

Desde los talleres se aprecia como el día rompe a golpes de luz los degradados grises de la niebla, marcando sobre el fondo naranja las siluetas y los perfiles de las casas entre las que destaca el Palacio y la Iglesia, representando un inmenso decorado. El castillo de la Puebla donde una vez habitó el rey cruel, preside en la lejanía las formas a veces plateadas, a veces ocres, que traza el embalse entre las dehesas ayudado por las nuevas luces.

Se presenta un día de contrastes, de escarchas silenciosas y tempraneras que han vestido la hierba de humedades de cristal. A ratos nacen claras entre nubes que hacen que los verdes color botella se tornen brillantes de neón y los grises pardos de las grullas recién llegadas cobren vida entre las encinas.

El Canal de las Dehesas me conduce hacia territorio de avutardas. Incansables caminantes sobre la estepa y campos de cereales, transformados ahora en barbechos y tierras recién aradas, escoltadas por generosos olivos de nuevo cuño que compiten con los centenarios de troncos retorcidos y raíces que se hunden por siglos.

La llanura y el regadío cambian para abrir paso a la dehesa. Unos mastines color canela y de aspecto noble me vigilan mientras observo a los corderines recién nacidos, que a duras penas consiguen mantenerse en pié. El compás de la banda sonora del lugar lo domina el grito de las grullas y sus danzas de conquista, como queriendo acentuar las sensaciones que produce el lugar. Observas, escuchas sonidos que se entrecruzan con tus pensamientos. Intentas no ser un elemento extraño para el lugar y así poder disfrutar de sus secretos. Tratas de olvidarte del reloj buscando pausas en el tiempo. Cuando logras ser lento y dominas la quietud, es cuando realmente se te permite la entrada al mundo de las sensaciones y de lo fantástico.

El sol muestra su insolencia vertical, es hora de regresar... El mercadillo estará ya en todo su apogeo, corre un ligero viento que parece mostrar su interés por pasearse entre los puestos.

Aún no son las doce, algunos vendedores aún sacan de sus furgones las mercancías colocándolas a la vista, casi con cariño.

Los vecinos llegados de todas las zonas del pueblo ya forman multitud que hace aumentar el volumen de sus conversaciones, mezcladas con los gritos de los vendedores de fruta y los resoples del vendedor de pollos asados que suda tinta china junto al horno.

Hay puestos donde elegir, desde uno con todo tipo de cacharros y utensilios para móvil, hasta el marroquí que vende alfombras, pulseras de cuero y ventiladores en pleno mes de octubre. A los puestos mejor ordenados le suceden otros donde los productos se amontonan quizás para dar sensación de chollo o rebajas. Junto a un tenderete de ropa, te encuentras otro de frutas y al lado otro de droguería o de cerámica.

Niños que pasan comiendo churros y señoras preguntando a cuanto están las berenjenas. La gente se acerca a los tenderetes donde un gitano, con una cadena de oro macizo al cuello ofrece ropa que al parecer estaba de oferta en Carrefour.

Las calles del mercadillo se llenan de vida y de bullicio. Muchos pasean por el solo placer de mirar o tal vez encontrarse con algún amigo y echar unas cañas en el quiosco de la plaza. Algún concejal habla no se qué de un toca güevos que hay en un foro de internet, mientras dos hombres de mediana edad y una mujer bajita, le escuchan con atención haciendo gestos con la cabeza.

¡¡¡Como está esa niña!!! Grita un albañil desde lo alto de la obra medianera con el Ayuntamiento, mientras recibe gestos con el dedo del novio que viene a recogerla.

Señoras atareadas en localizar su talla entre las montañas de ropa, levantan las prendas en alto para hacerse una idea más cercana del modelo a elegir.

Una anciana de traje gris y mandil negro, vende Zapatos puntiagudos que acojonan un poco, y zapatillas de todo tipo y color.

La mañana comienza a rozar la tarde y el mercadillo parece comenzar a despedirse entre un trasiego de gente con bolsas que abandona su calles.

Con la música a otra parte, relata el hombre del puesto de quesos. El próximo sábado será otro día.

Los mercadillos forman parte de la tradición de un pueblo, crean historias y recuerdos y por ello hay que tratar que se mantengan y se respeten.

Lacimurga

18 de octubre de 2007

España camisa blanca...



Internet nos ofrece la posibilidad mediante el Google Earth de realizar un viaje virtual por todo el mundo. Son imágenes de satélite que te acercan o te alejan a tu capricho, de cualquier punto del planeta, en una especie de ritual mágico con el que puedes a vista de pájaro penetrar desde tu monitor en los rincones más alejados, trasladándote de un país a otro con un simple click de ratón.

Hoy he realizado un viaje muy particular. Partiendo de esa preciosa imagen que nos muestra la inmensidad de nuestro planeta, con sus océanos, mares y continentes, he mantenido el dedo pulsando el ratón hasta que he logrado ver el embalse de Orellana, y adentrándome un poco más con el zoom, he llegado a ver las calles del pueblo, el Silo, la Iglesia, el Palacio, la playa y su hospedería. He visto echándole un poco de imaginación, hasta como crecen las palmeras en el camino del embalse y como la sierra comienza a poblarse de pequeños universos en forma de flores, de granados que te invitan a disfrutar de los colores de su fruto y de olivares bien cuidados atiborrados de aceitunas, unas de color verde pistacho, otras con tonos granas que te anuncian estar listas para la recolección.

He visto todo eso sin moverme de mi silla y mientras miraba una foto de mi escritorio de un bonito atardecer extremeño que refleja la belleza de esta tierra he comenzado a hacerme preguntas;

Me he preguntado como es posible que un pueblo que ha sufrido tanto y luchado para ser lo que hoy es, una parte de el se niegue a mirar al futuro, a mirar al mundo y descubrir que las dictaduras (con alguna excepción) ya no son el pan nuestro de cada día. Que España hace décadas es un país de ciudadanos libres, donde ya no se puede secuestrar la palabra ni encarcelar a los que piensan diferente, ni meter entre rejas la poesía, ni quemar libros que hablan de libertad, ni forzar al exilio a disidentes, ni producir huérfanos y muertos con la maquinaria del odio y el rencor.

Entérense¡¡¡ España ya no necesita generales, ni falsos salvadores, ni patriotas de hojalata, ni nostálgicos de negros pasados, que nos marquen el son que hay que tocar.

Que NO¡¡¡ que los tiempos de yugos, aguiluchos y del cara al sol se perdieron para siempre envueltos entre manos encalladas por la lucha contra el totalitarismo. Que los que aún en este siglo siguen defendiendo a caudillos, se tienen que hacer cuidar esa tara, salvo que lo que pretendan es que el mundo gire en contra del reloj del futuro.

Entérense de una vez¡¡¡ Esto no va de revanchas, ni de despertar viejos fantasmas. Va de justicia, va de cerrar heridas, de reconocer los errores de todos para no volverlos a repetir, pero sin maltratar la historia. Unos fueron los que iniciaron la contienda contra un gobierno legítimo y democrático elegido por el pueblo, inyectando el veneno de la discordia y el odio, secuestrando con las armas a todo un país hasta convertirlo en un lugar lleno de miedos, de miserias, de venganzas que duraron hasta que el dictador murió sin cansarse de firmar penas de muerte, o cadenas perpetuas. Así es la historia y renunciar a ella o pretender disfrazarla es un intento baldío. La verdad como el aceite que flota sobre el agua es tozuda y siempre termina imponiéndose sobre la mentira.

Todo el mundo ha condenado esa dictadura, incluso los más próximos a ella y sus herederos políticos han manifestado su desacuerdo. Hasta el PP ha aceptado aprobar en el Parlamento que se prohiban los actos de exaltación del franquismo y que el valle de los caídos, donde reposan muertos de ambos bandos, deje de ser un monumento sectario para convertirse en un lugar en el que se honre a todos los que encontraron el destino de la muerte en una guerra fratricida que nunca jamás puede volver a repetirse.


Ningún país, ningún pueblo, puede permitirse echar tierra sobre su historia sin curar sus heridas o estará condenado a revivirla cada día. Honremos a los muertos, hagamos justicia con ellos con los que ya la han tenido durante años y con los que aún permanecen en fosas comunes o en cunetas de las carreteras. Hagamos que nadie se sienta olvidado y todos reciban digna sepultura sin poner en sus tumbas símbolos de nadie.

Antes de firmar este escrito le doy al zoom y me alejo del embalse para recrearme en la silueta de España, la España de todos.

Lacimurga

17 de octubre de 2007

Estamos de reformas





Nuestra iglesia luce mucho mejor sin los símbolos franquistas.
Puestos a honrar a los muertos hagámoslo con todos, sin distinción.

Lacimurga

16 de octubre de 2007

Humor gráfico




15 de octubre de 2007

El payaso domador.



Para nada consideréis peyorativo el título de este mensaje. Entendedlo solo como una metáfora sobre lo que ocurre en el Ayuntamiento de Orellana.

Antes de nada quiero felicitar desde estas líneas al PP por su capacidad para domar corporaciones. No sé los juegos malabares que habrán empleado, ni el modelo de látigo, ni las reuniones en la cumbre realizadas para el "reparto de poder municipal". Tampoco sé lo que pasa por la cabeza de los llamados independientes ya que aunque se fijan mucho, hablan públicamente más bien poco. Pero lo verdaderamente cierto y tangible, es que nunca desde que existe democracia en España, en ningún municipio, provincia o comunidad, el partido menos votado tuvo ocasión de alzarse con el poder.

En Orellana en cambio, como somos así de chulos, hemos mandado a la oposición a la lista más votada, a impartir clases al que se suponía sería el nuevo alcalde y a la alcaldía real y efectiva al que menos confianza otorgaron los vecinos.

Nos guste o no, el primero de la lista del PP es el que gobierna, el único que cobra del ayuntamiento sus 1.500 euritos mensuales, más comisiones y dietas de asistencia a plenos (creo que 100 euros por pleno), al parecer cantidades totalmente compatibles y complementarias con la pensión de jubilación que el nuevo alcalde en funciones parece que percibe.

Y ahora me decís si esto no son juegos malabares y una tomadura de pelo a todos aquellos que de forma mayoritaria participaron con su voto en las elecciones. Imaginaos por un momento un circo en el que los enanos pasan a ser los domadores de leones y los payasos se hacen directores de la banda de música. Pues algo así es lo que ocurre en la carpa del circo municipal de Orellana.

Hablando de magia y juegos malabares, parece que en el último pleno se han sacado de la manga mediante un contrato ilegal, la concesión gratuita del silo a la cooperativa de agricultores, que sin poner un solo duro, podrán disfrutar en exclusiva de todas sus instalaciones. Supongo que los que forman parte de esa "cooperativa" estarán como si les hubiera tocado la primitiva (no es para menos), no así aquellos que no forman parte de ella, o los que puedan tener en mente la creación de cualquier otra iniciativa.

Digo yo, si se regala el silo a unos cuantos agricultores, porqué no regalar cocheras a los transportistas, tractores a los demás agricultores, o unos buenos ordenadores a los informáticos, o tal vez un buen restaurante para los que trabajan en la hostelería. Yo le estoy dando vueltas a la cabeza y creo que voy a proponerles que me monten un chalet con vistas al embalse para impartir clases de chino que me han dicho es el idioma de futuro.

Lo dicho, en Orellana montas un circo y te crecen los enanos.

Lacimurga

10 de octubre de 2007

¡¡VIAJAD!! segunda parte



Acabo de ver en las noticias el mensaje de su “excelencia Rajoy” a la nación y he sentido el impulso de mirar el calendario, y no, no estamos en navidad, ni Rajoy es el rey, ni tampoco es el Presidente de Gobierno, pero viendo el vídeo me ha dado toda la sensación de que iba de rey, de presidente y hasta si me apuras de jefe del Estado de aquellos que salían en los NODOS en blanco y negro.

Estoy seguro después de oírle, que no ha debido enterarse de la propuesta tan generosa que han hecho las empresas de transporte, con importantes ventajas de viajes para patriotas y afines.

Parece que el líder del PP, por un momento se ha bajado del discurso sobre la España que se rompe, para subirse a la España de la que todos debemos sentirnos orgullosos.

En su ornamentado mensaje a todos los españoles, nos invita a hacer un gesto de patriotismo el próximo día 12 con el que demostremos lo orgullosos que estamos de ser españoles.

Ya sabéis, el día 12 banderita en ristre, en fila de a dos, y todos al unísono cantando aquello de;

¡¡Baaanderiiiita tu ereeeeessss roooja…….. banderiiiiitaaa tu eres gualdaaaaa!!

Bromas aparte, yo he decidido hacerle caso. Aprovechando que es fiesta con kit de puente incluido, me voy a perder por el campo a saborear de cerca el otoño y me sentiré agraciado como español, de pertenecer a una tierra tan bonita como la de Extremadura. Eso sí, en mi orden de preferencias para la excursión estará el disfrutar del paseo entre los míos, la bolsa con los bocatas, la cantimplora, alguna botellina de buen vino y…………. ¿No sé si olvido algo? ¡Ah si, la bandera! Pero……… y que cojones hago yo con una bandera por medio el monte¡¡¡

Lacimurga. extremeño, español y ciudadano del mundo

9 de octubre de 2007

¡¡VIAJAD!!



¡¡Atención esto es importante!! Iberia, Halcón Viajes, La Sepulvedana, Renfe y algunos taxistas, han llegado a un acuerdo para facilitar viajes a los nacionalistas y patriotas de cartón piedra que cada día se despiertan envueltos en banderas.

Estas compañías y los autónomos citados, han considerado que en un mundo globalizado como el que vivimos, en el que las fronteras pierden cada vez más importancia, la mejor cura para mentes anticuadas es viajar. Sí, viajar, conocer mundo, empaparse de lo que se cuece lejos del terruño.

Descubrir que millones de ciudadanos de África, India, Asia, América, lo que menos necesitan son banderas y si mucha solidaridad y cooperación. Escuchar que reclaman una oportunidad para salir de su pobreza y del olvido al que les tenemos condenados los llamados “países civilizados”.

Enterarse que a los nuevos mercaderes de las multinacionales, como a los antiguos fenicios, las fronteras se la sudan, pues lo que quieren es vender sus mercancías y les importa un pimiento donde instalarse. Lo que persiguen es mano de obra barata y altos niveles de productividad en sus “chiringuitos”. Las banderas que ondeen en las fachadas no forman parte de sus preocupaciones.

Tampoco me presentaré yo en el banco con una banderita en la solapa por si el director se conmueve y me aplica un interés más bajo en la hipoteca. Como no lo hará el pensionista que reclama una pensión digna, o el joven que reivindica una vivienda para poder salir del nido familiar. ¡¡Que con treinta tacos ya está bien, eh tío!!

Viajar para percibir que los independentismos y los cantos a la madre patria están en fuera de juego por culpa de que la defensa de la sociedad está mucho más adelantada.

¡¡Que no!!, que los tirantes con la banderita de España, o esa pegatina del aguilucho en el maletero, son tan absurdos como un belga por soleares y quien los lleva está más perdido que un quinto en un día de permiso y más solo que un poeta en el aeropuerto, que diría Sabina, o un obispo en una manifestación, que digo yo.

Viajar para conocer otras culturas, otras costumbres y descubrir que este mundo camina irremediablemente hacia el mestizaje. Pensar que cuando a los chinos les dé a todos por montar en vespa se va a poner más de una cosa revuelta.

Pasear por Bruselas y enterarse que ya hace tiempo, el Parlamento Europeo votó una resolución condenando la dictadura franquista y sus tropelías, con un solo voto en contra, el del PP.

Recorrer los países de Europa y comprobar que la asignatura “Educación para la ciudadanía” se imparte desde hace años en sus colegios sin ningún tipo de problema. Al contrario, es la escuela la que está preparada y obligada a educar a las nuevas generaciones sobre cuestiones tan elementales como los derechos humanos, la convivencia, la sexualidad etc.

Viajar para ver que dos personas del mismo sexo se pueden querer y vivir de la misma forma que cualquier otro ciudadano.

Entender que hace años fuimos un país de emigrantes hacia otros países europeos, para dejar de mirar con desdén a aquellos que hoy vienen a España buscando una oportunidad para sus vidas.

Viajar y asumir que hubo una guerra en este país, y mientras a unos muertos se les recordó con enormes cruces en las iglesias y plazas de los pueblos, otros permanecen en el olvido y el anonimato en las cunetas de las carreteras.

En coche, en tren, en barco, en avión o en bicicleta, pero viajad, y veréis que montarse un pollo para ver quién es más españolito o más independentista, es algo tan vacío como una isla sin robinsón.

Nacionalistas, independentistas y patriotas del mundo, ¡¡Viajad!!

Lacimurga

6 de octubre de 2007

Carta abierta al Cristo de la Capilla


Querido Cristo del agua, hace ya tiempo que nos conocemos por lo que sobran presentaciones. Mi primer contacto contigo lo he recordado recientemente ojeando el álbum familiar. Se trata de una foto algo maltratada por el uso, donde aparezco con patucos y boca abajo, en lo alto de una especie de pila de granito decorada con motivos eclesiásticos.

Tu bienvenida, interpretada por el cura párroco con palabras en latín (In Nomine Patri, et Fili, et Spirictu Sancti), consistía en soltarme un chorro de agua bendita en la cabeza. No puedo recordarlo, pero imagino que en aquel mes, en el que el invierno seguía mostrando su helada terquedad, más que una bienvenida, a mí debió parecerme una putada, de hecho en la foto tengo una cara de berrinche de la leche.

Pasando páginas del álbum, he encontrado otra en la que aparezco con cara de ausente, vestido de marinero y portando en mis manos un misal y un rosario. En una tierra de secano, lo del traje de marinero no es que conjuntara mucho, pero ya sabes estimado Jesús, las modas son las modas, aunque yo nunca llegué a entenderlo.

A mi hermano, que heredó ese traje dos años más tarde, le ocurrió lo mismo. El quería vestirse a toda costa de soldado romano, como los que había visto en el cine de verano en la peli de "Ben-Hur", pero no le dejaron, supongo que por razones de economía y por que fueron aquellos romanos los protagonistas de tu terrible agonía en la cruz, en aquellos tiempos en los que decidiste entregar tu vida por los hombres, cumpliendo el "sagrado" mandato de tu padre el de arriba. Estoy seguro que el de abajo, el carpintero, no lo debió ver de buena gana.

Te hablo Jesús, de tiempos en los que nos enseñaron a crecer a palos bajo el slogan de "la letra con sangre entra", de licencias para el maestro escuela, para ponerte, vara de olivo en ristre, la culera hecha un "cristo" por un simple "no lo sé". Tiempos en los que hacer el amor podía ser pecado y si practicabas el cinco contra uno, te amenazaban con pasar a la plantilla de ciegos de la ONCE. Los niños con los niños y las niñas con las niñas, nos decían.

Días de lunas frías empeñadas en ser de cuarto menguante, en los que poder hablar sobre depende de qué cosas, era un privilegio reservado a aquellos que escribían la historia desde palios y palcos.

¡¡¡Tú niño!!! ver, oír y callar, nos decían, aunque la injusticia se pavoneara ante tus narices.

Tiempos en los que se nos instruía con una mala copia de tu vida, haciéndonos repetir una y otra vez aquello de; bienaventurados los que pasan hambre y necesidad, porque ellos verán el cielo, o lo de el dinero no hace la felicidad, siendo mucho mejor ser pobre y honrado.

Años de felicidad controlada en forma de canicas y muñecas de cartón. De partidos de fútbol en campos de piedras y de cazar sueños entre cuentos del capitán trueno y el jabato. De leche en polvo y queso americano en las escuelas. (Con lo rico que está el queso manchego y la torta de Castuera).

Aún recuerdo aquella bolsa de tela azul que cada mañana mi madre me dejaba con el vaso de plástico, el azúcar y la cucharita, y de como aquel "maestro" se empeñó en hacerme escribir con la derecha, a pesar de que mi coco me gritaba una y otra vez que lo hiciera con la zurda. Creo que desde entonces mi querencia hacia la izquierda ha quedado sellada con lacre y fuego.

Quizás por todo esto que te cuento, puedas entender el porqué de mi vehemencia y beligerancia a la hora de defender el derecho a la palabra, gritando contra aquellos que aún en nuestros días pretenden ahogarla con artes propias del pasado.

Pero esta carta no es para contarte mi vida, sino para comentar contigo algunas cosillas que he leído recientemente acerca de ti.

Sé que tú replica en madera instalada en ese rinconcillo de la iglesia de Orellana, que en su día al parecer se trabajó el escultor valenciano Pío Mollar, muy prolijo por cierto, en ese tipo de obras, está especializada en traer el agua a las cosechas y durante años te pasearon en procesión reclamando al cielo el líquido elemento.

Hoy día esa tradición, con tanto hombre del tiempo y tanta tecnología predictiva, ha perdido en parte su porqué y desde entonces permaneces en ese rinconcillo, puede que añorando aquellos paseos a hombros entre las calles del pueblo.

Como te decía, he leído sobre ti un documento que titulan “memorial” bastante farragoso por cierto, en el que se destaca esa virtud tuya de convertir las nubes en agua, igual que cuando convertiste el agua en vino.

Entre tú y yo, ahora que nadie nos oye…. hay algunos que ahora les da por convertir el vino en agua, rellenando, o convertir el whisky en alcohol de quemar, pero eso es otra historia.

En esto de hacer agua de las nubes, supongo que estarás enterado de lo que dice ese “memorial” sobre que impediste en aquel año de 1954, siendo el día 14 de mayo, que una tormenta de granizo callera sobre Orellana y que ésta asoló las tierras de Medellín, Don Benito, Villanueva de la Serena, Rena y Villar de Rena.

Al leer esto, mi primera reacción fue una sonrisa, no entraba en mi cabeza que un Cristo solidario y abnegado como tú, dejara hecha un pincel a Orellana permitiendo que el resto de poblaciones próximas sufrieran las consecuencias del granizo.

Supongo que el autor del “memorial” en su afán por añadirte virtudes localistas, dejó reducido tu ámbito de influencia a las tierras de Orellana. Espero que los vecinos de los demás pueblos que lean el “documento” lo interpreten como lo estoy haciendo yo, con un cierto humor, de lo contrario te aseguro que te ibas a ganar más de un detractor.

En otro corto fascículo de ese escrito, su autor hurga en la memoria de días oscuros y aciagos para España, y lo hace desde un punto de vista tan parcial y sectario, que creo no merece la pena extenderse en muchos comentarios.

Tú sabes que las guerras solo traen muerte, odio y destrucción y aquel que impone su “razón” mediante el uso de la fuerza de las armas, solo puede merecer ser repudiado y condenado en el banquillo de los dictadores y usurpadores.

Solo te pido que no hagas mucho caso a ese “memorial” pues quien lo escribe debía padecer el síndrome de Estocolmo. Ese que sufren los secuestrados con respecto a sus verdugos, con el espejismo de ver como salvadores a los que en realidad fueron los maltratadores de la libertad de un pueblo.

Recibe un afectuoso saludo.

Lacimurga

4 de octubre de 2007

Carlos llamas ha muerto. ¡¡Hasta siempre amigo!!



Carlos Llamas ha muerto y con él una buena parte del periodismo comprometido con su tiempo.

Descansa en paz amigo periodista.


"No hay ángeles, no hay dios, no hay cielo, no hay regreso.
Sin embargo y sin duda, hay sueños como ángeles, hay miedos como dios, hay cielos como cielo; sin embargo y sin duda lo que no hay es regreso"
(Mario Benedetti)



Carlos Llamas, in memoriam para siempre

La muerte es el tejado que todos llevamos encima. Es el único episodio irremediable de la vida y cuando sucede tan cerca, tan próximo, tan hiriente su golpe deja sin aliento; solo se puede recuperar con el empuje mismo de la vida.

He trabajado catorce años al lado de Carlos Llamas. En largas noches de sobresalto y en calidos días sin noticias. Le he visto reaccionar ante el poder, ante la miseria y ante la vanidad: su respuesta siempre estuvo soportada en su amplio corazón, en un profundo descreimiento de las cosas de ese mundo y en una respuesta profesional profunda. Era insumiso ante el poder, agrio frente al halago, sólido ante los compañeros, escéptico ante la vanidad.

Llamas era sublime porque era soberbio ante los poderosos y humilde ante los iguales; incisivo y escueto frente a los prepotentes y amigo de sus amigos. La última frase que me dijo hace cuatro días, agarrándome fuerte de la mano, fue: Carni, esto es una putada.

Llegamos a entendernos con un cruce de miradas a la sombra de los micrófonos de la SER. En las noches duras de los más crueles atentados y en los días en que el fútbol casi no dejaba sitio a la noticia. Irreverente frente a los superiores, crítico ante las cosas establecidas, pudo haber utilizado el inmenso poder que le daban los micrófonos de Hora 25 para engordar su vanidad y para separarse de los suyos: nadie podrá decir que le emborracho lo más mínimo la fama, el prestigio o el poder que acumuló en el estudio central de la Cadena Ser.

Hace quince días un amigo me avisó del desenlace. Vine de La Habana sólo para darle un beso. Le tengo que agradecer, además de tantas cosas, que transigió en tenerme en la distancia, cuando le daba tanto gusto que la mesa del estudio de la Cadena Ser fuera una camilla de brasero. No me puedo acostumbrar a su ausencia y a partir de ahora, cada noche, va a ser un poco más oscura.

CARLOS CARNICERO

1 de octubre de 2007

Mueren las encinas


Hoy cerca de Acedera, he visto bajo la lluvia encinas arrancadas de raíz que yacen en el suelo como cadáveres. Un terreno que hasta ayer era dehesa, hoy lo han convertido en cementerio.

Desde entonces, mi cabeza anda dándole vueltas a una imagen que se me ha quedado grabada a sol y agua, en unos campos de arroz que hace pocas lunas eran nada más y nada menos, que extensos campos amarillos de cereal, alimentados solo por el agua generosa de las lluvias del otoño.

En esa loma amarilla hoy verde oruga, allanada por otra oruga mecánica con corazón de laser, una encina mostraba su grandeza de siglos trazados por el viento y por la lluvia.

Un día le cambiaron los colores de la tierra, otro, vio como sus raíces eran anegadas por una humedad que no le era familiar. Al principio no despreció el agua recién llegada, incluso sentía cierto placer. Era una tarde siestera de verano y su tronco no estaba acostumbrado a sentir esos saludos de frescura.

Pasaron unos años y la encina comenzó a añorar el rocío y a los antiguos vecinos de espigas amarillas que se arremolinaban en sus pies para charlar por las tardes con las amapolas.

No volvió a saber nada de aquellas abejas que en los abriles zumbaban en sus ramas en una melodía de mieles y trasiegos de polen. Tampoco escuchaba hacía ya tiempo el hozar de los patas negras haciendo acopio de bellotas para luego sestear en los bañaeros.

Una tarde sintió entre escalofríos que uno de sus brazos era amputado por una motosierra, mientras mil cuervos graznaban para alejar a las garcetas de sus ramas podridas por los hongos.

Ahora ya era tarde, esa humedad que fue frescura, había marcado el inicio de su muerte, y ni las flores con capucha de carnaval, ni los gritos solidarios de los grillos, han podido evitar que esa loma humillada, hoy solo sea un anodino paisaje de verdes, donde algún elanio azul puede que recuerde con nostalgia aquellos días de siestas y meriendas a la sombra de una encina.

¡¡¡ Vamos a dejar que arranquen las encinas!!!

Lacimurga