web 2.0

24 de septiembre de 2009

Recordando los inicios del blog






Alejándome del foro orellanense por razones de prudencia, andaba ya camino del palacio de Buen Grado a lomos de mi noble mula “Golondrina”. La noche era una cálida caricia, sentía la sensación de estar viviendo un poema de Gabriel y Galán. El buho cantaba, las ranas croaban, el murciélago fumaba. Resumiendo, que el momento era la leche¡¡

Hete aquí, que en un momento la luna se abrió paso entre la bruma y en ese instante comenzaron a sonar de forma ascendente, flautas, violines y algún clarinete, en una excitante melodía que me trasladaba a aquellos tiempos de magias blancas de los pobladores celtas.

La “Golondrina” aguzó sus orejas y se detuvo sin el SOOOO¡¡¡ de rigor. La dehesa vestida de siluetas, rendía silencio ante aquellos acordes de un registro tonal, que parecían provenir del más allá. Fueron breves instantes de gozo y a la vez de incertidumbre. Un autillo me miraba con ojos de acojone, moviendo su cabeza como una diosa india.

Al pronto, la melodía se detuvo dando paso a unos sonidos metálicos. Bit…. Bit….. Bit……. Me cagüen la leche¡¡¡¡¡¡ -me dije-, ya me ha cambiao otra vez la Nuri la melodía del móvil. Ni magias celtas, ni arcoiris de luna, ni ostias sin Hache, y es que estos de movistar no respetan a nadie.

Ha recibido usted dos mensajes del salón municipal del foro, figuraba en la pantalla iluminada del móvil.

Roto aquel instante por la intrusión de las nuevas tecnologías, me dispuse a ver de qué se trataba.

En uno de ellos, decía que había recibido un mensaje anónimo contando no sé qué de una picha que se hace un lío. y no sé qué de la derecha. Como quiera que yo a la derecha no voy ni pa tomar impulso y la Nuri me tiene dicho que no hable con desconocidos, decidí de inmediato pulsar la opción de borrar y pasar al siguiente.

Se trataba de un mensaje de otro participante hablándome de los magos de Oriente y de su interés en volver a la escuela.

Con tanto sobresalto se me había despertado el apetito. Decidí pararme un ratejo a conversar con La Nuri y darle un pellizco a la torta de Castuera y un tiento a la botellina de Corte Real.

Continuará despues de la publicidad....

Desde el palacio de Buen Grado, Lacimurga.

10 de septiembre de 2009

Septiembre


Fin del trayecto veraniego, las luces en ámbar de los semáforos de la avenida de septiembre te devuelven a lo cotidiano. Una sensación similar a cuando te colocas unas nuevas gafas de esas de cristales progresivos y tienes que ir adaptándote casi sin descompresión al nuevo diario. Ya no madrugas para escaparte al parque de Monfragüe, o dar una vuelta por el Zújar, o escaparte a La Vera para descubrir donde nace la garganta de Cuartos, ruteando por senderos de agua entre robles y helechos que te recuerdan a los que descubriste en el norte en lugares que unen los Ancares con la costa de Lugo, donde los acantilados y el mar juegan en abrazos de espuma en unas tierras moldeadas por siglos de culturas.

Ahora las mañanas apuntan hacia días de trasiegos menos bucólicos. Entramos en la dimensión de lo habitual. Sin querer resignarte a ser abducido por la rutina, intentas que septiembre no sea fin de trayecto, sino un enlace que te invita a hacer click en el otoño.

Cuando logre convencer al teclado para que salga de la maleta y me ayude a ordenar un poco el álbum de fotos que dibujan la memoria de un agosto, pondré alguna galería para compartir.

De momento levanto las persianas del blog y os dejo lapìceros en el escritorio. ¡¡ojo!! no hay gomas de borrar.

Saludos.

Lacimurga