web 2.0

28 de septiembre de 2012

ESES, EMES Y EÑES con unidad¡¡

Nunca he formado parte de mayorías silenciosas, no entra en mi cabeza la pasividad mientras se está produciendo ante nuestros ojos la demolición de los derechos por los que hemos luchado durante décadas. Hablo de decadas de lucha, para que algunos reflexionen y entiendan que la lucha no ha comenzado en nuestro país hace dos fines de semana. 

Mucha gente se ha dejado en este país una buena parte de sus vidas para conquistar derechos sociales y civiles que muchos silenciosos también han disfrutado.

Ha habido muchos 25-eSes, muchos 15-eSes, y muchos eMes, eNes y eÑes y en los años bisiestos hasta 29 eFes, para que a estas alturas del partido juguemos a sectarismos y a fraccionarnos mientras nos están robando la cartera. 

Mañana, como lo hice el 15-S, iré a Neptuno a participar en el 29-S. No iré ni a rodear, ni a asaltar, ni a montar batallitas con los de los cascos y las porras, iré a sumarme a muchos miles de ciudadanos que de forma pacífica protestan contra el recortre de derechos exigiendo otro tipo de políticas en las que el pueblo tenga un protagonismo esencial. Iré a protestar contra la brutalidad policial y contra quienes la justifican con burdas escusas. Iré a sumar y no a restar, porque en estos tiempos no estamos ni para restas ni para divisiones. En estos tiempos, la palabra unidad debería ser la musa de nuestras acciones. 


@lacimurga 


CINISMO PP
El presidente desacreditó ayer desde Nueva York a los españoles que protestaron en las calles contra su Gobierno. Rajoy en 2006: “Mi partido es el que moviliza todas las manifestaciones. Es el que las respalda y las llena”


 

25 de septiembre de 2012

Secuencias del 25-S



Fuente: El País 

19 de septiembre de 2012

Las gaviotas comen solas



Cuando aún no se cumple un año de legislatura PP ya podemos afirmar que jamás en la historia democrática se hizo tanto daño a los ciudadanos. El Estado del Bienestar hace aguas en educación, en sanidad y en todos los servicios públicos esenciales. La reforma laboral está suponiendo una carta blanca a grandes empresarios para consumar miles de despidos baratos y crear el caldo de cultivo necesario para que el esclavismo sea el presente y el futuro de las relaciones laborales.

Se ha dotado al PP de una mayoría absoluta que está siendo utilizada como una trituradora infernal contra todo tipo de derechos que costaron años conseguir. Todo ello con el denominador común de la mentira y el fraude. Mentiras y fraude de un programa electoral cuyo parecido con la realidad de lo que aplican, ya sería motivo suficiente para que dimitieran en bloque por engaño masivo a la sociedad. ¿Se os ha olvidado ya cuando afirmaban  que eran el partido de los trabajadores?

Mientras el PP se ufana de su enorme mayoría y un bloque político inalterable, en la acera de la izquierda seguimos jugando a putearnos. "Psoe y PP la misma mierda es" gritan algunos desde supuestas posiciones de izquierda. Son los mismos que denostan a los sindicatos como si no fuera suficiente con la campaña anti-sindical que protagoniza la derecha en un intento claro de criminalizar a las organizaciones sindicales y tener vía abierta a su objetivo de dejar en la indefensión más absoluta a los trabajadores .

Nadie discute que en la desafección a la política son los políticos los principales responsables, pero tampoco nadie debería discutir que los principales interesados en que esa desafección se instale en la sociedad es la derecha, a la que votan con palo de madera sus electores aunque se presente la cabra de la legión como candidata.

O nos dejamos de gilipolleces y sectarismos estériles, o tendremos derecha en España por los siglos. La unidad de la izquierda es la mejor receta para recuperar derechos robados. La dispersión y la división es en cambio la formula que siempre persigue la derecha y a fe que de momento lo están logrando. 

Así que por favor, no me deis de comer a las gaviotas que ellas ya comen solas.

@lacimurga




18 de septiembre de 2012

Hasta siempre Santiago¡¡


7 de septiembre de 2012

Día de la tierra extremeña


2 de septiembre de 2012

De tele pública a tele basura


Carne cruda
 En los últimos meses, en un país del Occidente más próximo, se ha liquidado una experiencia neutral e independiente de medios de comunicación públicos. Un país donde el Gobierno ha fulminado ese modelo de pluralismo y rigor, tan laboriosamente conseguido, y lo ha hecho utilizando un procedimiento de excepción, por decreto-ley, para reventar uno de los cimientos de la confianza básica que sostiene una democracia. Esa alteración ha sido seguida de inmediato de una cadena de ceses y nombramientos basada en la política de amigo/enemigo, tan cara a los patrones autoritarios.

Si nos atenemos a la precisión histórica, lo que se ha producido es un proceso de purgas y de apropiación sectaria de la televisión y radio públicas. No hablo de la Venezuela de Chávez. Ni de la Hungría de Orbán. Hablo de la España del Como Dios Manda. Este ha sido un verano de incendios forestales. Pero también se ha quemado parte de la mejor madera del periodismo español: Ana Pastor, Juan Ramón Lucas, Xavier Fortes y los editores y presentadores del equipo que dirigía Fran Llorente.

El cinismo imperante pretende hacernos creer que hay una lógica interna en los relevos de RTVE después del cambio político. Pero los cesados no son políticos. Son periodistas con un balance inapelable. Con menos medios que en tiempos pasados, colocaron a RTVE en su mejor momento. Nunca los informativos estatales habían sido tan fiables, ni tampoco, desde que existe pluralidad de cadenas, se habían mantenido tanto tiempo a la cabeza de audiencia.

Por decirlo a la manera olímpica, tan del gusto de Rajoy, se les despide después de ganar una medalla. No, no es un relevo. Es una caza de brujas. Las purgas se han ido produciendo sin apenas respuesta en la opinión que se reclama liberal, en un escandaloso silencio de vacaciones morales. Qué vergüenza. Hay quien ve todo esto como parte del paisaje natural. El que el partido vencedor, además por mayoría absoluta, actúe siempre como una facción de intereses. Lo siento, pero no me acostumbro a este triunfo del dopaje ideológico. A esta pulsión cainita. Además de injusto, todo esto es absurdo.

Los conservadores ganaron las elecciones con el defenestrado modelo público. Y antes las habían perdido por causa del servicio de manipulación, que ahora está de vuelta. Hay días en que se retrocede siglos. No aconsejaría a las dos chicas punkies del grupo Pussy Riot, huidas de Rusia, acercarse por aquí. ¡El último programa inteligente devorado, en Radio 3, se llama Carne cruda!

 Manuel Rivas


Así es como entienden la tele pública desde el PP. 
Doña Esperanza Aguirre interrogando a la unidad móvil de Tele Madrid. De juzgado de guardia¡¡¡